La presidencia de México bajo una visión femenina

El 2 de junio fue histórico para nuestra nación porque por primera vez en el México independiente, fue electa una mujer para asumir la presidencia del país [1]. Este hecho, además de ser un parteaguas en nuestra historia nacional, llena de esperanza a las mujeres mexicanas ya que deseamos que el gobierno de la presidenta logre avanzar a mayor velocidad los retos que enfrentamos como mujeres.

 

De acuerdo con el analista político Eduardo Higuera existe una expectativa muy grande de los diferentes grupos feministas que esperan que Sheinbaum atienda los “grandes temas pendientes de las mujeres en el país” [2]. Como bien sabemos, estos temas pendientes pueden generar polémica por el impacto de los resultados que puedan generar, sin embargo, en Un Día Por Todas, nos sumamos a esta expectativa de obtener resultados favorables para la calidad de vida de las mujeres. Esperamos que los “temas pendientes” por tratarse, pongan la dignidad de la mujer en el centro de las decisiones que se tomen. 

 

Por otra parte, al ser elegida Claudia Sheinbaum como presidenta de México está abriendo el espacio para que más mujeres lleguen a puestos de liderazgo. Consideramos que este hecho es muy importante en una cultura machista como la tenemos en México, lo cual puede implicar el inicio de un cambio de cultura en este sentido. En Un Día por Todas esperamos que esto sea un parteaguas para que cada vez más mujeres sean líderes y con esto transformen a la sociedad en todos los contextos, pues entre otras características, la mujer aporta más humanidad, empatía y enfoque a los detalles. Estas características propias de las mujeres las hacen tener un liderazgo diferente y complementario al del hombre.

 

En Un Día Por Todas ya hemos venido tratando en nuestros artículos algunos temas que consideramos de vital importancia para las mujeres y que esperamos atienda nuestra futura presidenta. A continuación los presentamos.

 

Seguridad de las mujeres.  Actualmente las estadísticas de feminicidios y violencia contra las mujeres son alarmantes. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los primeros tres años de la presidencia de López Obrador se registraron por lo menos 11 852 feminicidios, comparados con los 7 439 reportados durante el mismo periodo de la presidencia de Enrique Peña Nieto; la cifra es sumamente preocupante [3]. Ahora bien, como ya lo hemos comentado en artículos anteriores, además de la violencia física contra las mujeres, existe la violencia sexual, emocional, psicológica y patrimonial, las cuales de igual manera deben ser atendidas y se reflejan en otro tipo de problemas. Por ello es importante que la actual presidenta tenga la visión completa de los problemas por los que atraviesan las mujeres, es decir, observar la raíz de estos tipos de violencia para evitar las consecuencias de las mismas.

 

En ese mismo orden de ideas, es importante recordar, de acuerdo con la ONU, a qué se refieren estos tipos de violencia contra las mujeres [4]:

 

  • Violencia económica. Consiste en mantener un control sobre los recursos financieros de una mujer.
  • Violencia psicológica. Consiste en provocar miedo a través de la intimidación.
  • Violencia emocional. Consiste en minar la autoestima de una mujer a través de críticas constantes.
  • Violencia física. Consiste en causar o intentar dañar físicamente a una mujer o a sus propiedades.
  • Violencia sexual. Obligar a una mujer a participar en un acto sexual sin su consentimiento. 

 

Apoyo en el ámbito laboral. En este sentido consideramos no solo el que las mujeres mexicanas tengan mayores oportunidades laborales en las que no sufran discriminación para conseguir trabajo por razones de género, sino también que tengan apoyo dentro del área laboral una vez que consiguen un trabajo. Y para Un Día Por Todas, esto último se traduce en apoyar todos los ámbitos de la feminidad de una mujer, incluida la maternidad, tanto en su capacidad potencial de ser madre como el momento en que ya lo son. En relación con lo anterior, hasta el tercer trimestre de 2023, las mujeres representaban el 40.4% de la población económicamente activa de México, lo que se traduce en 24.7 millones de mujeres desarrollándose profesionalmente tan solo contemplando los empleos formales del país [5]. Esperamos que cada vez más mujeres se sientan cómodas y plenas en sus lugares laborales y que su trabajo no les sea un impedimento para ejercer su maternidad o cualquier otro anhelo fuera de lo profesional.

 

¿Qué pensamos que debería atender nuestra futura presidenta para lograr que las mujeres no sufran discriminación y, al contrario, reciban apoyo en el ámbito laboral?

 

  • Crear políticas públicas eficientes en las que se vigile que las oficinas de recursos humanos de las empresas no descarten los curriculums de las mujeres que solicitan trabajo, especialmente cuando muestran anhelos de ejercer su maternidad en el presente o en el futuro. 
  • Asimismo, tener estancias o guarderías suficientes para menores en edad de  lactantes en adelante, con horarios laborales, a fin de que la madres trabajadoras puedan cubrir un trabajo con la tranquilidad de que sus hijos son atendidos con calidad.
  • Además, tener centros de lactancia en los centros de trabajo a fin de que las mujeres que acaban de dar a luz y que hayan cubierto el periodo de incapacidad por maternidad puedan regresar a sus centros de trabajo con la tranquilidad de que tendrán la facilidad de cubrir el tiempo de lactancia de sus hijos que de acuerdo con la UNICEF, debería ser como mínimo un tiempo de 6 meses el alimento exclusivo de los niños [6].

 

Ahora bien, como parte de la visión que tenemos en Un Día Por Todas, esperamos que se pueda brindar solución a todos estos retos, no considerando al hombre como enemigo, como algunos grupos feministas radicales lo han hecho ver, sino como elemento fundamental para lograr una verdadera inclusión de la mujer en la sociedad. 

 

Sabemos que la virtual presidenta, Claudia Sheinbaum, tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros, no solo al haber sido elegida como presidenta de la República, sino por ser además, la primera mujer en ocupar dicho puesto en México. A esto se suma el momento especialmente crítico de violencia y discriminación que estamos viviendo las mujeres mexicanas.


Si quieres participar con nosotras o en nuestras actividades únete a nuestro grupo de WhatsApp titulado “Comunidad Un Día Por Todas”. Puedes sumarte en el siguiente enlace:

Instagram Feed

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.