Verano divertido y sin tanto estrés

Las escuelas ya están en periodo vacacional, y como sabemos, cambia la rutina y la dinámica familiar, sobre todo para las mamás que tienen hijos en edad escolar. Por tal motivo y como lo hicimos el verano pasado, queremos darte algunas sugerencias y herramientas sobre cómo podrías planificar el verano para que este periodo que, en teoría, debería ser de descanso, no se convierta en una etapa estresante para la familia.

Nuestro objetivo en este blog es ayudar a las mamás a aprovechar al máximo el tiempo de vacaciones con sus hijos, disfrutando juntos, enseñando nuevas habilidades y evitando el estrés. Recuerda que la idea no es agobiarte y llenarte de actividades para hacer en el verano, simplemente son sugerencias que puedes tomar para que este periodo en el que tienes más tiempo a los niños en casa, puedas estar más tranquila. A continuación te mostramos algunas opciones que nos parecen interesantes.

1.- Planificación y organización.

Te recomendamos hacer un calendario de actividades en familia, de preferencia pueden pegarlo en el refrigerador o en algún lugar visible. Te recomendamos involucrar a los niños, pero trata de seguir los lineamientos que te sugerimos para que, sin que los niños se den cuenta, les combines actividades como manualidades, lectura, limitar los videojuegos, etc. Esta planificación ayudará a establecer rutinas como a las que están acostumbrados los niños cuando están en clases.

Te puede ayudar tener horarios flexibles: mantén una rutina flexible que incluya tiempo para actividades, descanso y juego libre. Es bueno tener horarios para acostarse y levantarse aunque deberían ser un poco más flexibles que los horarios escolares.

2.- Realizar algún tipo de responsabilidad casera.

Las vacaciones son un excelente tiempo para enseñar a los hijos algunas responsabilidades de la casa que pueden llevar a cabo de manera segura y acorde a su edad. Podrías darles a escoger qué hacer en un día entre distintas actividades turnándose con los hermanos. Te sugerimos alguna de estas actividades:

  • Separar libros y juguetes que ya no usen, ropa que ya no les quede.
  • Ordenar sus cajones de ropa.
  • Ordenar y limpiar su escritorio.
  • Establecer tareas de limpieza de casa. Según la edad pueden tener una tarea diaria de la que ellos sean responsables: tender la cama, recoger la ropa, poner o quitar la mesa, lavar trastes, etc.

3.- Tiempo de calidad en familia.

Durante el periodo vacacional se comparten muchas más horas entre los miembros de la familia, sin embargo, esto no significa que sea tiempo de calidad. Asegúrate de realizar durante el día actividades que te ayuden a conocer mejor a tus hijos y a interactuar con ellos de manera que se sientan incluídos en la dinámica familiar. Si tienes esposo o pareja, actividades en donde todos convivan también son muy valiosas para la integración.

Pueden ser actividades al aire libre: ir al parque, caminatas en la naturaleza, picnics.

También podrían hacer juegos de mesa, noches de películas familiares y sesiones de manualidades

Te recomendamos un juego de mesa educativo muy interesante sobre finanzas elaborado por Valeria Arellano, experta en finanzas y quien ha sido conferencista con nosotros. El juego se llama “Afortunadamente” y puede conseguirse en Amazon. También podrían jugar lotería, memoria o turista, entre otras opciones.

4.- Enseñanza de nuevas habilidades.

En este tiempo en que los niños no van a la escuela, se puede aprovechar para que desarrollen habilidades que no tienen aún. No te preocupes, no tiene que ser nada del otro mundo, simplemente busca que tus hijos puedan ser cada vez más independientes y si sabes de algún área de oportunidad que tengan, enfócate en ello.

Una de estas habilidades podría ser cocinar juntos: aprovecha para enseñarles a cocinar platos sencillos, lo cual es divertido y educativo. Si ya saben cocinar, enseñarles un platillo nuevo, o bien, que ellos hagan la cena una o dos veces por semana.

Además pueden fomentar la creatividad con proyectos de arte y manualidades que puedan disfrutar juntos. Por ejemplo: crear paisajes con temas diferentes con plastilina o cualquier material.

Otra actividad que se puede incluir son la lectura y escritura: Por ejemplo: crea un rincón de lectura y selecciona libros adecuados para su edad. Involúcralos en escribir pequeñas historias o diarios de vacaciones.

5.- Actividades educativas y recreativas.

Si nos alcanza el presupuesto, sería muy bueno realizar visitas educativas: visita museos, zoológicos o centros de ciencia para aprender mientras se divierten.

Cursos y talleres: inscríbelos en talleres de verano, como clases de música, danza, deportes o arte. 

6.- Deporte en familia.

Ya sea al aire libre o en casa. Por ejemplo: brincar la cuerda, ejercicios de estiramiento, organizar partidos “cascaritas” o partidos de fútbol, etc. Asimismo, hay aplicaciones para hacer ejercicio y que son gratuitas y pueden divertirse intentando seguirlas todos juntos.

7.- Para los adolescentes o jóvenes.

Si tienes hijos de 14 años o más es importante pensar también en ellos. Podrían ocuparse en un trabajo de verano, por ejemplo, en campamentos para niños, lavar coches en la colonia, emprender un pequeño negocio de temporada. También hay algunas empresas que contratan personal durante el verano. El punto es incentivarlos a buscar maneras creativas de ganar un ingreso para sus propios gastos. Otra actividad interesante es que puedan aprender un nuevo idioma o practicar alguno que estén aprendiendo en la escuela. Hoy en día hay muchas opciones de aplicaciones gratuitas con las que pueden hacerlo. 

8.- Tiempo para mamá.

No es necesario que sean vacaciones para buscar tener un tiempo para ti, este tiempo debe existir siempre por salud mental. Tal vez es más fácil conseguirlo cuando los niños están en la escuela, pero en vacaciones es necesario “salvar” alguna actividad que hagas tú sola a fin de no caer en el fastidio o en el estrés. Es bueno comunicarle a tus hijos que el espacio personal es vital y que incluso ellos también tienen derecho  a tener su propio espacio.

Te recomendamos momentos de autocuidado: reserva tiempo para ti misma, ya sea para leer, hacer ejercicio o disfrutar de un hobby. Por ejemplo darte un espacio para salir a caminar sola mientras escuchas algún audiolibro o podcast en las mañanas.

Apoyo y red de mamás: conéctate con otras mamás para organizar actividades conjuntas o intercambiar ideas y apoyo.

9.- Tecnología y entretenimiento digital.

Como sabemos, ahora están muy de moda los aparatos electrónicos como videojuegos, celulares, tabletas, etc. El uso de este tipo de aparatos no es malo pero su abuso puede ser un problema serio en los niños, ya que pueden afectar el correcto desarrollo de su cerebro. Te recomendamos:

  • Uso controlado de pantallas: define horarios específicos para el uso de dispositivos electrónicos, equilibrando con actividades físicas y creativas.
  • Aplicaciones educativas: selecciona apps y juegos educativos que sean tanto entretenidos como formativos.

En resumen, hay que tratar de tener balance y diversión en estas vacaciones. Recuerda que el objetivo principal es disfrutar del tiempo juntos, aprender y crear recuerdos inolvidables sin caer en el estrés. Mantén una actitud positiva y flexible para aprovechar al máximo estas vacaciones. Recuerda que los hijos crecen y los veranos con ellos cada vez serán más escasos, pues naturalmente irán experimentando otras etapas de vida y responsabilidades. ¡Felices vacaciones!

Si quieres participar con nosotras o en nuestras actividades únete a nuestro grupo de WhatsApp titulado “Comunidad Un Día Por Todas”. Puedes sumarte en el siguiente enlace:

Instagram Feed

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No se ha encontrado ningún feed.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para crear un feed.